Henry Morgan, originario de Gales, viajó a las Antillas a mitad del siglo XVII, y las claras aguas caribeñas lo transformaron en uno de los capitanes marinos y piratas más renombrados de su época. Su prontuario en pos de la defensa de los intereses británicos le confirieron el título de Caballero. En 1680, siendo propietario de plantaciones en Jamaica, fue nombrado Gobernador de aquella isla, donde murió en 1688 y nació su leyenda. No fue hasta entrado el siglo XX que a alguien se le ocurrió vincular las peripecias de aquel pirata británico con un nuevo ron. Sam Bronfman, quien era presidente de la compañía de bebidas Seagram, fue quien se percató de las oportunidades que yacían en el comercio del ron. Así, fundó la Captain Morgan Rum Company en 1945 y a su vez, adquirió de una familia de farmacéuticos de la capital jamaiquina cierta fórmula de ron con especias. Comenzaba la historia de uno de los rones más reconocidos y vendidos del mundo. La firma madura su licor en barriles de roble blanco norteamericano, dándole al ron una triple destilación para dejarlo reposar durante doce meses. Las barricas carbonizadas son fundamentales en el proceso de obtención del sabor, ayudando a liberar las notas de vainilla y los taninos. El añejamiento durante ese tiempo es lo que produce el característico color oscuro del Capitán Morgan. Sin embargo, el secreto y técnica últimos no están en la receta original de cada ron de este ‘blend’ sino en el arte de los maestros mezcladores, quienes después de continuas catas son capaces de elegir exactamente lo que están buscando.

RON CAPTAIN MORGAN 750ML

$1.265,00
RON CAPTAIN MORGAN 750ML $1.265,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • La Borrcheria Market, Lanus Av. Juan Domingo Perón 2301, Valentín Alsina, Lanús - Buenos Aires. - Atención de Lun a Vie. de 10 a 13:30hs o 16 a 20hs

    Gratis

Henry Morgan, originario de Gales, viajó a las Antillas a mitad del siglo XVII, y las claras aguas caribeñas lo transformaron en uno de los capitanes marinos y piratas más renombrados de su época. Su prontuario en pos de la defensa de los intereses británicos le confirieron el título de Caballero. En 1680, siendo propietario de plantaciones en Jamaica, fue nombrado Gobernador de aquella isla, donde murió en 1688 y nació su leyenda. No fue hasta entrado el siglo XX que a alguien se le ocurrió vincular las peripecias de aquel pirata británico con un nuevo ron. Sam Bronfman, quien era presidente de la compañía de bebidas Seagram, fue quien se percató de las oportunidades que yacían en el comercio del ron. Así, fundó la Captain Morgan Rum Company en 1945 y a su vez, adquirió de una familia de farmacéuticos de la capital jamaiquina cierta fórmula de ron con especias. Comenzaba la historia de uno de los rones más reconocidos y vendidos del mundo. La firma madura su licor en barriles de roble blanco norteamericano, dándole al ron una triple destilación para dejarlo reposar durante doce meses. Las barricas carbonizadas son fundamentales en el proceso de obtención del sabor, ayudando a liberar las notas de vainilla y los taninos. El añejamiento durante ese tiempo es lo que produce el característico color oscuro del Capitán Morgan. Sin embargo, el secreto y técnica últimos no están en la receta original de cada ron de este ‘blend’ sino en el arte de los maestros mezcladores, quienes después de continuas catas son capaces de elegir exactamente lo que están buscando.